MEJORAR LA ALIMENTACIÓN PARA MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA

15 enero 2012

España es uno de los países europeos con mayor esperanza de vida. ¿Pero son todos estos años que vivimos de más igual de saludables? Al parecer no. Al parecer en los últimos años de la vida se padecen enfermedades crónicas, se pierde movilidad e independencia, se deben tomar muchos fármacos y en definitiva no se disfruta de una buena calidad de vida. Deberíamos pues preocuparnos en “añadir vida a los años y no tantos años a la vida”. Nuestro reto para el futuro es pues mantener esta longevidad que nos caracteriza, pero disminuyendo el número de años que pasamos afectados por una enfermedad u otra. Y para ello, creo que estaremos todos de acuerdo en que no se debe esperar a que la enfermedad esté instaurada para tratarla, si no que el secreto está en la prevención. 

Y las estrellas de la prevención son, sin lugar a dudas, los hábitos saludables y una buena alimentación. La dieta mediterránea ha estado extensamente estudiada por sus efectos cardioprotectores, pero nuevos estudios demuestran que también tiene efectos beneficiosos contra las enfermedades neurológicas tan presentes en la tercera edad. El estudio en cuestión concluye que los individuos que usan cotidianamente el aceite de oliva (tan tradicional de la dieta mediterránea) tenían un riesgo entre un 40% y un 70% menor de padecer ictus (accidente cerebrovascular).



Los nuevos estudios que da a la luz la ciencia confirman una y otra vez el papel clave que tiene la alimentación en la salud y en la prevención de enfermedades. Creo que vale la pena cuidar de ella, pues nos va dotar de una vida más larga y de mayor calidad. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada