DIETAS EXTREMAS

29 septiembre 2013


En el post de esta semana hablaremos de las dietas extremas más extrañas y dañinas que se han abierto camino entre más gente de la que debería, hasta llegar a ser noticia. A todo el mundo le gustaría ser como muchas figuras del deporte, del cine, de la tele… tener sus físicos pero sin el sacrificio que conlleva cuidarse y sin invertir el tiempo que se necesita para lograr lo que se quieren. Aquí es donde entran las dietas extremas, casi siempre abaladas por un señor que se autodenomina doctor o dietista o cualquier otra cosa con cierta importancia en la sociedad. Las personas desesperadas por no lograr objetivos o las holgazanas que realmente quieren creer que algo fácil, rápido, sencillo y beneficioso les hará perder  10 o 20 kilos son el objetivo de esos “trileros” de las dietas y estas opciones estrambóticas les parecen tan creíbles como cualquier otra, así que ¿por qué no van a funcionar?
El primer punto que debería plantearse cualquier persona que quiera hacer caso de este tipo de dietas no es solo la cantidad de kilos en el tiempo que prometen sino, qué consecuencias puede tener el realizarla. Para muchos de los lectores os parecerá que nadie en su sano juicio expondría su cuerpo a tales “experiencias” pero algunas de estas alternativas tienen un precio y hasta una web o un lugar físico donde pagar por ellas.
He ordenado las 5 alternativas de menor a mayor impacto que me han causado, no puedo conocer cuál causaría más estragos si la pusiéramos en práctica aunque en este caso la extravagancia de las ideas creo que es más llamativa.

5.- Sungazing
La primera es un tanto mística, la llaman “Sungazing” que vendría a ser contemplar el Sol, un buen amigo mío me habló de ella volviendo de un viaje y me llamó la atención. Consiste en sentarse unos minutos a la salida del Sol y mirarlo fijamente con la creencia de que se recibe de él energía a través de su luz.  En parte es atractiva por todo lo espiritual que la rodea y puede que ayude a empezar el día con buen humor, hasta aquí nada raro, lo desconcertante llega cuando los creyentes de esta técnica aseguran que pueden sustituir la alimentación gracias a mirar al Sol.


Un grupo de personas practigando Sungazing

 En primer lugar y a modo de argumento ariete, el cuerpo humano no tiene órgano alguno ni enzima o molécula en el cuerpo que permita transformar la luz solar en energía como pueden hacerlo las plantas. El uso de los ojos para obtener la energía (en caso de ser posible) conseguiría muy poca cantidad si comparamos la superficie del ojo con la superficie de la que disponen las plantas para realizar la fotosíntesis. Por otro lado el riesgo de dañar los ojos mirando directamente al Sol es obvio e importante.
En resumen lo que obtendremos si seguimos este tipo de directrices serán lesiones oculares que pueden alcanzar hasta la ceguera. Si no nos alimentamos durante el tiempo que practiquemos el Sungazing sufriremos síntomas parecidos a una persona que ayuna de manera prolongada, debilidad, sequedad de la piel, insomnio, desajustes metabólicos…


Misticismo asociado al Sungazing
 Por otra parte y con unas gafas de sol me parece muy interesante disponer de esos minutos para disfrutar del amanecer de la compañía de uno mismo y poder así llegar a conocernos mejor.

4.- Dieta Naso-gástrica
Seguramente archiconocida por muchos de vosotros, un tratamiento valorado a partir 1500€ que garantiza perder el 10 % del peso en poco tiempo. El Doctor Oliver di Pietro desarrolló este método que consiste en entubar al “cliente” a través de la nariz y hasta el estómago, usando ese conducto para subministrar los suplementos que harán las funciones de la comida normal.


Esquema de la entubado nasogástrico
 La técnica es muy parecida a los tratamientos que se usan para pacientes con problemas de deglución o en coma, es menos agresiva que la dieta parenteral aunque tampoco debería mantenerse mucho tiempo. En el caso del Doctor Di Pietro ha extrapolado el método para controlar con exactitud vía suplementos lo que comen sus pacientes, la cantidad de calorías  y el tipo de fuente energética.

Cliente de la dieta KE diet o Nasogastrica
 Es una dieta extremadamente prohibitiva a la hora de alimentarnos ya que no puedes salirte del guión y comer alimentos sólidos, solo se aceptan los suplementos que ofrece el mismo doctor. No podemos considerarla una dieta educativa que ayude al cambio de hábitos y que fomente el interés por la variedad y la novedad en cuanto a alimentos consumidos de manera habitual. Además el riesgo de sufrir efecto yo-yo es altísimo en este caso, con lo que al dejar la dieta, ya que el propio doctor solo la recomiendo durante 15 días, muy posiblemente recuperaremos el peso perdido.

3.- Dieta Murphy
Este peculiar caso más que una dieta es un truco para no tener sensación de hambre y aguantar más sin comer. La hija del cómico norte-americano Eddie Murphy, Bria Murphy explicó lo que deben hacer las modelos para mantenerse en la élite y habló de algunas cosas que hacen las modelos para mantener esos cuerpos sin engordar nada. Este truco consiste en  ingerir pañuelos de papel o bolas de algodón (no de azúcar) empapados en zumo de naranja para sentirse saciadas y alargar los ayunos extremos a los que son sometidas las chicas.
Volvemos a sentarnos enfrente de los ayunos prolongados, sabiéndose de sobra los desajustes que provoca y la sintomatología que acompaña este tipo de vida. Dejando de lado este punto, el comer celulosa o algodón, no nos aporta ningún beneficio a nivel nutricional ya que el cuerpo humano no tiene las herramientas necesarias para sacar provecho de tales materias primas.

2.- Dieta del Delfín
Otro personaje llamado Dr. Ángel Gracia en www.ladietadeldelfin.com nos acerca a una dieta basada en las maravillas del agua de mar y de las dietas ortomoleculares. Sin evidencias científicas en cuanto a que el consumo de agua marina sea beneficioso para la salud. La dieta en general mantiene ciertas bases lógicas acompañadas de propuestas como el consumo de agua de mar, la demonización de los productos lácteos y un ataque constante a la medicina moderna, infravalorando los logros de la medicina y explicando sus errores o deficiencias como problemas con gran facilidad de curación.

  
Delfín símbolo de la dieta del Dr. Ángel Gracia

 El negocio radica en que la dieta debe suplementarse con el agua marina que contienen los suplementos que el recomienda, como todas las dietas milagro. Simplemente como curiosidad, cuando los marineros naufragaban en el mar jamás se les ocurría beberse el agua que les rodeaba porque les causaba una importante deshidratación y podían llegar a morir, no es el mismo caso pero científicamente salvo beneficios para la piel no se han encontrado evidencias de que beber agua de mar ofrezca algún beneficio para las personas.

1.- Tirita
Como líder absoluto de locuras para mantener la figura o perder peso me he encontrado con un tratamiento aberrante que cuesta la friolera de $2000 en el centro donde se ha patentado www.drchugay.com/innovation/weight-loss-tongue-patch-surgery, consiste en fijar a la lengua con puntos de sutura quirúrgica un trozo de plástico similar al que se usa para controlar las hernias. La única y exclusiva función que tiene tal maltrato bucal, es la de sufrir un dolor enorme a la hora de comer y así sea imposible la alimentación normal durante todo el tiempo que se lleva “eso” en la boca.

  
Imagen de la intervención para implantar la tirita en la lengua.

 Para no morir de inanición el buen cirujano, Dr. Chugay, ofrece productos suplementarios obviamente a un precio muy asequible para alguien que se gasta $2000 en coserse un trozo de plástico a la boca.  

Aunque tampoco es un tratamiento a largo plazo ya que no puede mantenerse el plástico demasiado tiempo puesto que la lengua se regenera y puede llegar a envolverlo.Está claro que la pérdida de peso está garantizada pero hay que estar dispuesto a soportar un dolor físico innecesario, a no poder comer, a no poder comunicarse, a sufrir posibles infecciones ya que los puntos son heridas en la boca, a gastarse un dineral en la aplicación, extracción y alimentación a base de preparados y suplementos…


Para concluir me gustaría añadir una frase que he encontrado mientras buscaba en varios blogs y webs, un catedrático simplifica todo este negocio de las dietas de moda y milagrosas en una frase muy interesante. Todas ellas ofrecen buenas bases que podemos encontrar en muchas dietas tradicionales y a la vez ofrecen puntos novedosos que son por lo que se las conoce y que suelen ser un poquito extravagantes para llamar la atención. Así pues D. Abel Mariné, Catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad de BarcelonaDe estas dietas cabe afirmar que tienen cosas buenas y originales, pero las buenas no son originales y las originales no son buenas”

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy interesante .hay que saber que no hay dieta milagro

Publicar un comentario en la entrada